Artículos


La importancia de reponer los dientes perdidos

Por Dr. Carlos A. Izcoa
jueves, 29 de marzo de 2012

La pérdida de dientes es un problema que puede ser causada por caries, enfermedades de las encías (periodontitis) o trauma (accidentes).  Las caries y las enfermedades de las encías son condiciones que se pueden prevenir con una buena técnica de cepillado, uso de hilo dental  y visitas periódicas a su dentista.  Sin embargo, los accidentes no siempre son prevenibles y esto hace posible que cualquier persona pueda tener pérdida de piezas dentales.

 

Al perder piezas dentales es importante reponerlas lo antes posible por varias razones, razones cosméticas y razones biológicas.  Primeramente,  los dientes tienden a moverse rápidamente para cerrar el espacio de la pieza dental perdida.  Este movimiento puede causar inestabilidad en la mordida.  Otra consecuencia de este movimiento es que las piezas, al no estar en su alineación ideal, se crean áreas que son difíciles para poder tener buena higiene.  Al  no haber buen acceso para la limpieza puede empezar un  efecto dominó de pérdida de dientes por caries o por problemas de las encías.

 

Es importante saber que los dientes son parte importante en el proceso de digestión y alimentación.  Cada uno de los dientes tiene su función, los anteriores para cortar la comida y los posteriores (muelas) para moler los alimentos y hacer más fácil el proceso de digestión de los nutrientes.  Durante la juventud, las personas por desconocimiento, falta de tiempo o irresponsabilidad con su salud pueden descuidar su condición oral y luego en la tercera edad, cuando más cuidado se debe tener con la alimentación y la dieta, la calidad de vida se puede afectar  por no tener una dentición completa.  La falta de dientes puede causar que no se pueda comer todo tipo de alimentos, afectando el balance en la dieta.  El no poder masticar bien la comida crea problemas en la digestión.  Estos puntos son bien importantes porque si no se tiene una dieta balanceada y una buena digestión la salud en general se va a ver afectada.  Por lo tanto, se puede decir categóricamente que la falta de dientes es un problema que afecta la salud en general.

 

Para reponer las piezas dentales existen tres tipos de restauraciones; prótesis removible, prótesis fija y prótesis con implantes.  Las prótesis removibles son  las restauraciones que se pueden quitar y poner; ejemplo de éstas son los puentes removibles y las dentaduras completas (“cajitas de dientes”).  Este tipo de prótesis, por lo general, son las más sencillas de crear y las más económicas, pero a su vez son las más difíciles de poder acostumbrarse y las más inestables.  Por su relativo bajo costo además de ser el tipo de prótesis que mayor cubierta tiene en los planes dentales, es posiblemente la opción más usada para reponer dientes. 

 

Las prótesis fijas son aquéllas que son pegadas a los dientes remanentes y no se remueven.  El costo de los puentes fijos, por lo general, es mucho más alto que el de los puentes removibles.  Este tipo de restauración es más estética, más estable y más cómoda que las removibles.  Una de la desventajas de este tipo de prótesis es que para poder pegar el puente hay que desgastar los dientes que van a funcionar de soporte.  Estos desgastes tienden a debilitar estos pilares y pueden traer problemas en estas piezas a largo plazo.  Los puentes fijos dependiendo de la cantidad y posición de las piezas ausentes no siempre se pueden  diseñar.  Los planes dentales en pocas ocasiones tienen cubierta para este tipo de restauración.

 

Las prótesis con implantes son consideradas en la actualidad como el mejor tratamiento que se le puede ofrecer a los pacientes cuando faltan dientes.  Los implantes dentales son una raíz artificial creada en titanio la cual se ancla al hueso de las quijadas de una forma muy estable.  Sobre estas raíces artificiales se colocan los dientes artificiales.  La ventaja de este tipo de  restauración es que no hay necesidad de tener soporte con otros dientes y en el caso de no tener ningún diente se tiene estabilidad y retención de la prótesis.  El costo de las restauraciones con implantes es mayor que el de los puentes fijos y en muy raras ocasiones tienen cubierta por los planes dentales.  Las prótesis con implantes pueden ir desde un diente hasta todos los dientes y tiene muy pocas contraindicaciones.  Sin embargo, conlleva una cirugía y un tiempo de espera luego de la colocación de los implantes para terminar la prótesis que puede ir entre tres (3) meses a un (1) año.

 

Los tratamientos para reponer piezas dentales pueden ser hechos por el dentista general, pero en muchas ocasiones si tienen algún tipo de complejidad funcional o estética son referidos al prostodoncista que es el especialista dental que trata los problemas de pérdida de dientes y tiene una educación de tres (3) años adicionales en rehabilitación oral e implantes.

 

Visite a su dentista, al menos, dos veces al año.  Así podrán desarrollar el plan de trabajo y el equipo de especialistas necesario para lograr su mejor sonrisa.  ¡Juntos creando esperanzas, una sonrisa a la vez!


 

El Dr. Carlos A. Izcoa es Presidente de la Asociación de Prostodoncistas de Puerto Rico y miembro de la Comisión de Especialidades de Colegio de Cirujanos Dentistas de Puerto Rico.